Login

UNIDADES POLICIALES: Direcciones de Tipo Operativo: Direccion Seguridad Ciudadana: Planes de Seguridad: Recomendaciones de Seguridad: hurto_personas

El hurto a personas es sin duda el delito más cometido en nuestras calles, por lo que la policía Nacional le da unos consejos puntuales para que practique en nuestra cotidianidad.

 

Hurto a personas

Fleteo: Se realiza contra los ciudadanos que acuden a las entidades financieras para hacer retiros en efectivo de altas sumas de dinero; cuando salen del banco son objeto de seguimiento y posteriormente varios individuos los abordan amenazándolos con armas de fuego y exigiéndoles la entrega del dinero. Los delincuentes huyen luego en vehículos y motocicletas.


Raponazo: Es el hurto mediante una acción rápida, generalmente aprovechando el descuido de la víctima. Este mismo descuido hace posible la huida del delincuente.


Cosquilleo: Los delincuentes aprovechan los tumultos en centros comerciales, transporte masivo o en otros lugares públicos, para extraer dinero, celulares u otros elementos, sin que la víctima se percate de lo ocurrido.


Atraco: Por medio de la intimidación con armas blancas, de fuego o contundentes, el delincuente obliga a la víctima a entregar sus pertenencias.


Uso de sustancias tóxicas: Los delincuentes suministran a las víctimas sustancias tóxicas para dejarlas en estado de indefensión y lograr cometer el delito.


Paseo millonario: Un delincuente a bordo de un taxi recoge un pasajero; a este vehículo lo sigue de cerca otro automóvil con más delincuentes, quienes aprovechan el momento en que el taxi se detiene para abordarlo, dejar a la víctima en la mitad e intimidarla mediante amenazas para que les entregue sus pertenencias; así mismo, llevan a la víctima hasta cajeros automáticos para realizar transacciones con tarjetas de crédito y/o débito.

Recomendaciones de seuridad contra este delito

En Bancos y/o Cajeros Electrónicos

No permita que personas ajenas conozcan la clave de su tarjeta.


Evite hablar con extraños, sobre el tema.


No permita que personas extrañas ingresen con usted al cajero.


Antes de realizar una transacción verifique que no hayan plaquetas u otros elementos que impidan la salida de dinero.


Evite que personas desconocidas le ayuden a realizar sus transacciones.


Ante cualquier duda o sospecha es mejor no realizar una transacción y buscar otro cajero.


Al utilizar un cajero procure estar acompañado.

Cambiar frecuentemente la clave personal.


Nunca perder de vista la tarjeta.


Nunca prestar su tarjeta a terceros.


Nunca escribir la clave en ninguna parte. MEMORÍCELA.


No aceptar ayuda de extraños al hacer operaciones en cajeros, datáfonos o medios electrónicos.


Tapar el teclado al momento de digitar la clave. Hacerlo con precaución evitando que alguien más pueda verla.

Ante cualquier inconveniente con la tarjeta como robo, extravío o retención en cajeros, bloquearla a través de teléfonos o medios electrónicos.


Revisar periódicamente el estado de su cuenta y reportar a la entidad cualquier anomalía.


No permitir que deslicen la tarjeta en dispositivos diferentes a datáfonos, cajeros electrónicos o PIN PAD.


Denunciar y reportar ante las autoridades cualquier fraude del cual se haya sido víctima.


Seguir las instrucciones en la pantalla de visualización del cajero automático, por ejemplo, no teclear la clave hasta que el dispositivo no lo solicite.

Contra el fleteo

Abstenerse de realizar retiros en efectivo. Utilizar otros medios transaccionales (como cheques de gerencia o transferencias a otras cuentas).


No divulgar a nadie las transacciones que se van a realizar. Manejar confidencialmente las operaciones financieras.


Al observar la presencia de sospechosos en el entorno (que cede varias veces el turno, que entre y vuelva y salga, que utilice distintas áreas del banco sin realizar ninguna transacción, que utilice el celular dentro del hall bancario), alertar discretamente a los funcionarios de la entidad financiera o a las autoridades.


Si es víctima de este delito evitar poner resistencia.


Al retirar en efectivo altas sumas de dinero, solicitar al cajero el servicio de acompañamiento que gratuitamente brinda la Policía Nacional.


Al detectar que lo están siguiendo acudir a la autoridad más cercana o pedir ayuda a la Policía al 112 o al 123.

En la cotidianidad

No transite por sectores solos y/o oscuros llevando consigo elementos de valor (Joyas, sumas considerables de dinero, celulares de alta gama, tarjetas de crédito y/o débito).

Al transitar por la calle evite vestir prendas de lujo (joyas). No muestre ni utilice su celular. Manténgase alerta de todo lo que sucede a su alrededor. Camine rápido y firme, demuestre confianza y seguridad.

Guarde su cartera en los bolsillos delanteros; si utiliza bolsa, sujétela firmemente junto a su cuerpo. Lleve solo el dinero necesario. Porte su tarjeta de crédito únicamente si la va a utilizar. Si lleva dinero en efectivo, no lo guarde en un solo lugar.

Al transitar, evite llevar audífonos en los oídos. Sin escuchar lo que sucede en su entorno, puede ser más proclive a sufrir un asalto.

En la noche, no vaya por calles oscuras. Lo recomendable, si no conoce el sector, es buscar a un policía.

Varíe su rutina y hábitos para llegar a casa. Al seguir el mismo camino, establece una rutina. Modifique las horas y días en que realiza compras y las horas a las que regresa a su domicilio. Esto lo convertirá en una persona impredecible para el asaltante, quien no sabrá cuándo actuar.



Todos los derechos reservados 2012.

www.policia.gov.co