Login

UNIDADES POLICIALES: Direcciones de Tipo Operativo: Dirección Antinarcóticos: Conozcanos


Su creación obedece a la resolución No. 2743 del 28 de  abril de 1981, emanada de la Dirección General de la Policía Nacional, por la cual se crea esta nueva especialidad. Depende de la Dirección General a través de la Rama de Servicios de Policía, su jurisdicción abarca todo el territorio nacional; su comando se encuentra  ubicado en la ciudad de Bogotá, cuenta con comandos de Zona ubicados estrategicamente en diferentes zonas del país.

 

Por Resolución No. 0457 de 1981, la Dirección General de la Policía reglamentó el auxilio económico del Gobierno Norteamericano.

Por Decreto No. 2137 de 1983, Estatuto Orgánico de la Policía Nacional, se creó el Servicio Aéreo de la Policía dependiente de la Dirección Operativa.


En 1987 mediante Decreto No. 423 del 3 de marzo del mismo año, el Gobierno Nacional fusionó el Servicio Especializado Policía de Control de Sustancias que producen Adicción Física o Psíquica y el Servicio Aéreo de la Policía Nacional en la Dirección Antinarcóticos, fijando la organización y funciones según resolución No. 1050 del 9 de marzo de 1987.


La Ley 62 de 1993, modifica por la Ley 180 de 1995, crea dentro de la estructura de la Policía Nacional, la Dirección de Inteligencia y la Dirección Antinarcóticos. Además cambia el término de subdirecciones especializadas por el de Direcciones especializadas en las áreas de servicio.


El Director General de la Policía Nacional por resolución No. 1729 del 11 de febrero de 1994, resuelve la organización de la Subdirección de Servicios Especializados determina a la Policía Antinarcóticos como una División subordinada a esa dependencia.

El Decreto 2252 del 22 de diciembre de 1995, por el cual se desarrolla la Estructura Orgánica de la Policía Nacional, del artículo 72 al 78, determina para la Dirección Antinarcóticos una Subdirección y cinco Divisiones a saber:


Operativa, Servicio Aéreo, Erradicación Cultivos Ilícitos, Recursos Humanos y Administrativa, con sus respectivas funciones.

 

Mediante la Directiva Permanente No. 300-01 del 07 de enero de 1982 procedente del Ministerio de Defensa Nacional, la Policía Nacional asume la responsabilidad total del narcotráfico.

 

Para el desarrollo de sus actividades, la especialización se basa en:

La resolución No.2744 DIPON que organiza el servicio.

La resolución No. 0457 de 1981 que reglamenta el apoyo de la especialidad.

La resolución No. 4492 de 1973.

El Manual de Operaciones No. 001/2102082.

Reglamentos disciplinarios y administrativos.

Los procedimientos efectuados para la interdicción del narcotráfico, están amparados por las normas legales contenidas en los Decretos No. 118874, 1515/75, 701/76, 2144/78 y 402/79 Estatuto Nacional de Estupefacientes y afines; por la Resolución No. 5246/78 emanada del Departamento Administrativo de Aeronáutica Civil, que dicta disposiciones especiales para las operaciones aéreas y por el Plan de Operaciones fulminante del Comando General de las Fuerzas Militares.

 

Así nació el servicio especializado Policía Antinarcóticos y desde los primeros días de 1981, fecha en que se instalaron las primeras compañías en la costa norte del país, los resultados operativos son altamente positivos, producto del tesón, entusiasmo, mística institucional, sacrificios y esfuerzos por parte de todo el personal que integra la Policía Antinarcóticos.

 

Desde la iniciación del servicio a la fecha se han creado, organizado e instalado paulatinamente diferentes Grupos Operativos en todo el territorio nacional, según los requerimientos de aquellas zonas afectadas por los cultivos ilícitos y el tráfico de estupefacientes, agregándose como contrapeso a las dificultades propias del servicio, las alteraciones de orden público, los ataques terroristas y los grupos armados ilgales.

 

A pesar de todos los inconvenientes anotados anteriormente, así como otras dificultades, la Policía Antinarcóticos empezo su labor; poco a poco el personal comenzó a desenvolverse en su peligrosa actividad, reconociendo trochas, caminos, carreteras, pistas ilegales, ríos y quebradas, laboratorios de estupefacientes, caletas, rancherías y demás sitios utilizados para el movimiento ilícito del narcotráfico. Ya conocidos topográficamente los terrenos, se detectó el modus operandi de los narcotraficantes, la forma como siembran sus cultivos ilícitos, procedimientos, medios de transporte y organización para evadir la acción de la justicia.

 

A medida que transcurría el tiempo, empezaron a manifestarse los resultados positivos; los decomisos e incautaciones de grandes cantidades de droga, la inmovilización de vehículos, incautación de armas, capturada de personas, inmovilización de embarcaciones, aviones.

Fue así como en las diferentes regiones del país, los habitantes dedicados a esta actividad ilegal, comenzaron a sentir el peso de los procedimientos adelantados por la Unidad Especializada; se afianzó la confianza y respeto por la Policía Nacional.

 

No obstante, los inconvenientes anotados anteriormente, fueron sobrepasados con la frente en alto, demostrándose la responsabilidad, compromiso y honradez a toda prueba de todos los hombres que integran esta prestigiosa especialidad.

 





Todos los derechos reservados 2012.

www.policia.gov.co