Policía estrena nuevo modelo de vigilancia urbana

ANNP 29-JAN-10. Bogotá, D.C. El plan contempla control diario de actividades y revisión semestral de las amenazas delictivas.

En el marco de la Política de Consolidación de la Seguridad Democrática y con el propósito de hacer más eficiente el servicio, el Ministro de Defensa Gabriel Silva Luján, y el Director General de la Policía Nacional, Mayor General Óscar Naranjo Trujillo, ponen en marcha una nueva estrategia de vigilancia urbana basada en la sectorización por cuadrantes.

Se trata de áreas de trabajo que pueden cobijar desde una manzana hasta un conjunto de barrios, dependiendo la complejidad que en materia delincuencial represente cada zona. Es por ello que para la implementación del modelo, los comandantes deberán tener en cuenta las siguientes fases:

- Reconocimiento de la jurisdicción - Identificación de la problemática - Georeferenciación de la actividad delictiva - Delimitación y clasificación de los cuadrantes - Coordinación interagencial (con Fiscalía, jueces, autoridades locales, etc) - Asignación de recursos - Ejecución de las actividades

El despliegue operacional será orientado desde un nivel estratégico central por la Dirección de Seguridad Ciudadana, siguiendo por un nivel táctico descentralizado representado por los Comandos de Departamento y Policías Metropolitanas, hasta el nivel operativo que corresponde a las estaciones, subestaciones y CAI.

El programa contempla revisiones periódicas cada seis meses de la apreciación diagnóstica del cuadrante, es decir las amenazas delincuenciales, así como un control diario de las acciones realizadas, a través de un formato escrito que debe ser diligenciado por el coordinador de cada cuadrante y recopilado por su comandante inmediato.

El documento, denominado Tabla de Acciones Mínimas Requeridas (TAMIR), tendrá como anexo la Hoja de Estadística del Cuadrante, que incluye el número de denuncias, el número de capturas, los días y los horarios de mayor ocurrencia de los delitos.

El Mando Institucional evaluará el desempeño de las unidades a partir de factores como la eficacia en la protección de los ciudadanos, la presencia policial, los tiempos de respuesta a los requerimientos de la comunidad y el trato de los uniformados con el conglomerado que corresponde a su cuadrante.

Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla, ciudades en las que comenzará la implementación de este modelo, disponen de 36.000 policías, 2.300 vehículos y más de 6.600 motocicletas que serán desplegadas en los diferentes cuadrantes, una vez estos sean definidos por los comandantes y sus subalternos responsables.

Al término de la Primera Cumbre de Comandantes de 2010, la Dirección General dispuso complementar esta estrategia con la identificación, difusión y cumplimiento en las capturas, de los delincuentes más buscados en cada región del país.

 

 


 


:Opine sobre esta nota:

Todos los derechos reservados 2012.