Más de 1.500 policías brindan protección a la Rama Judicial

ANNP 23-APR-10. Bogotá, D.C. Con la asignación de 432 uniformados para la protección personal de Magistrados y Jueces, la Policía Nacional trabaja en la seguridad y garantías de los funcionarios que hacen parte de la Rama Judicial.

La Dirección General de la Institución dispuso el despliegue de 149 esquemas para custodiar a los miembros de la Corte Suprema de Justicia, la Corte Constitucional, el Consejo de Estado, el Consejo Superior de la Judicatura, los Tribunales Nacionales y los Juzgados Especializados.

Tan sólo en el tema de las Altas Cortes, el incremento en el dispositivo supera el 60 por ciento, al pasar de 128 efectivos en 2006 a 326 para el presente año. A nivel nacional, tanto los Magistrados como los Jueces cuentan con 43 esquemas de protección respectivamente.

En cuanto a la sedes de la Rama Judicial, la Policía Nacional vigila 257 instalaciones en todo el país, las cuales tienen 606 uniformados a cargo. Lo propio sucede con las salas de audiencias, en las cuales han sido distribuidos 538 efectivos que acompañan las diligencias de legalización y juzgamiento en las principales ciudades del país.

Así las cosas, son 1.576 los policías comprometidos en la protección personal y perimétrica de los funcionarios judiciales, medida que se complementa con la realización periódica y constante de revistas a los esquemas de seguridad, así como con la aplicación de pruebas de confiabilidad a los integrantes de esos esquemas.

De la misma manera, la Policía Nacional avanza en el esclarecimiento de los ataques, agresiones y amenazas contra la Rama Judicial. Prueba de ello es la captura inmediata del sicario que cegó la vida al Juez Octavo de Control de Garantías de Medellín Diego Fernando Escobar, así como el sometimiento de Diego Fernando Ríos Ospina, alias “El Carnicero”, responsable del asesinato de un fiscal especializado de Cali y el intento de homicidio contra la Juez Tercera especializada de esa misma ciudad.

 

 

 

 

 

 


 


:Opine sobre esta nota:

Todos los derechos reservados 2012.