Policía Activo
Policía Activo

 

Además de los riesgos inherentes a la naturaleza de su trabajo y en aras de alcanzar unas condiciones óptimas para el desarrollo de este, las personas policías tienen un primer compromiso con su salud. El adquirir o fortalecer estilos de vida saludable mejora la calidad de vida del o la policía activo.

Son estilos de vida saludable:

  • Practicar un deporte de forma regular.
  • Acudir a consulta médica no necesariamente cuando se presente una enfermedad, sino como medida preventiva.
  • Realizarse los exámenes médicos ordenados como tamizaje de enfermedades prevalentes en los adultos, por ejemplo, para la detección temprana del cáncer de cuello uterino, cáncer de mama, cáncer de próstata, agudeza visual, entre otros.
  • Seguir el esquema de vacunación: acuda al Establecimiento de Sanidad Policial o al equipo por intermedio de los Núcleos de Atención Integral con su carnet de vacunas, con el fin de completar los biológicos que tenga pendiente.
  • Trabaje con amor y fortaleza su sentido de pertenencia con la Institución.

Y recuerde las Dosis de Vida:

  • Coma bien: consuma 5 porciones de frutas y verduras cada día para tener buena salud.
  • Controle el estrès: a pesar de las dificultades diarias, usted puede evitar que el estrés afecte su salud.
  • Manténgase activo: haga ejercicio moderado al menos 30 minutos  5 días de la semana para mejorar su salud y evitar enfermedades.