Distrito Capital, Bogotá
Martes, 06 de Noviembre de 2018
Gracias al canino antidrogas “bronco” puso al descubierto una nueva modalidad utilizada por el ‘clan del golfo’.

 la Dirección de Antinarcóticos le asestó un nuevo golpe al crimen organizado al incautar en el aeropuerto internacional El Dorado media tonelada de cocaína que tenía como destino final San Andrés.

Gracias a los controles de inteligencia que se adelantan en los aeropuertos y puertos del país, y al esfuerzo y compromiso de hombres y mujeres de la Policía Antinarcóticos que trabajan en la inspección de las mercancías, se descubrió una nueva modalidad usada por los narcotraficantes para transportar el alcaloide fraccionado hacia el exterior, luego que así lo alertara las labores de inteligencia.

La operación se efectuó minutos antes de ser embarcada la cocaína en el avión de carga que partiría a San Andrés, el canino especialista en detección de drogas “Bronco” y su guía efectuaron una rigurosa inspección a la zona de carga aérea de envíos nacionales. El olfato del canino y la experiencia de los uniformados los llevó a realizar una revisión detallada, pese a que el escáner utilizado en un comienzo no arrojó imágenes irregulares que permitieran determinar que al interior de los electrodomésticos hubiera cocaína.

“Bronco” y su guía se percataron de que la carga que iba a ser enviada hacia San Andrés parecía sospechosa y, por ello, seleccionaron una lavadora y una vitrina para la inspección, los uniformados a cargo de la operación descubrieron que en su interior los narcotraficantes habían reemplazado las piezas de la casa fabricante por 531 panelas de cocaína.

En simultanea el ‘Clan del golfo’ pretendía sacar otro cargamento hacia el mismo destino a través del puerto marítimo de Cartagena en donde los narcotraficantes emplearon la misma modalidad, de enviar fraccionada la cocaína hacia San Andrés, en esta oportunidad fue descubierta una carga inusual de adoquines en la cual se hallaron 80 kilos del alcaloide.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por inteligencia de la Policía Nacional, los nuevos modus operandi de esta organización narcotraficante, consisten en transportar la cocaína en pequeñas cantidades hacia las ciudades costeras como San Andrés, para luego enviar el alcaloide a través de lanchas “go fast” hacia Estados Unidos y Europa.

En lo corrido del año el aeropuerto internacional El Dorado ha incautado más de una tonelada de cocaína, 57 kilogramos de marihuana, 63 mil dosis de sustancias psicoactivas y se han capturado 163 personas.

La Policía Nacional ha incautado en el territorio nacional 223.6 toneladas de clorhidrato de cocaína.

Se calcula que el costo de este cargamento incautado en Estados Unidos tendría un valor aproximado de 3.2 millones de dólares, por lo que este golpe afectó significativamente las finanzas de la organización delictiva a la que pertenecía. “Seguiremos cerrándoles el paso a las organizaciones criminales en el territorio nacional, desarticularemos redes e incautaremos su principal fuente de financiación”, dijo el director de Antinarcóticos brigadier general Fabián Laurence Cárdenas Leonel.

La Policía Nacional reitera que está disponible la Línea 167 Antidrogas para que se denuncien acciones delictivas relacionadas con el narcotráfico.

Este importante resultado operacional contra el narcotráfico, en el marco de la estrategia por una ‘Democracia Segura’, hace parte de la consolidación del proceso de Modernización y Transformación Institucional (MTI), que busca entregarle al país policías más humanos, íntegros, disciplinados, innovadores y efectivos en su gestión; policías más cerca del ciudadano.