Caldas, Manizales
Lunes, 16 de Abril de 2018
Con cuatro allanamientos se retoma el control en sectores involucrados en la venta de estupefacientes.
  • ofensiva_nacional_contra_trafico_estupefacientes
  • materiales_de_prueba
  • capturados_por_trafico_estupefacientes

En las últimas 48 horas se realizan cuatro allanamientos a expendios de vicio en la ciudad de Manizales. Investigadores dejaron disposición de las autoridades judiciales correspondientes a seis personas por el delito de comercialización y tráfico de estupefacientes y porte ilegal de armas de fuego. Resultados

En el marco de la ofensiva nacional contra el delito, el grupo de investigación criminal desmanteló en las últimas 48 horas cuatro ollas de vicio o expendios de estupefacientes ubicados en la comuna universitaria y comuna san José de la capital Caldense.  Los allanamientos obedecen al estudio de informaciones suministradas por ciudadanos preocupados por la seguridad en sus barrios y sectores. Cerca de 15 días duraron las investigaciones para que los uniformados recolectan material probatorio que permitiera judicializar los expendedores. En algunos casos se infiltraron como compradores. 

Las cuatro operaciones se desarrollaron durante dos días coordinadas con la Fiscalía General de la Nación con quienes se realizaron los allanamientos.

El primero se realizó en el barrio San Ignacio, carrera 29 con calle 29, capturando una pareja al interior de la residencia que era utilizada para almacenar el estupefaciente. Según las investigaciones vendían dosis de estupefacientes durante las 24 horas en una choza improvisada en bahareque ubicada en un callejón cercana a la vivienda registrada. En total se les incauta 325 dosis, entre marihuana bazuco, y cocaína y 131 mil pesos en efectivo. La mujer conocida como “la flaca” de 33 años de edad tenía antecedentes por homicidio y “Jhon” con anotaciones por estupefacientes serían los dueños de la olla.

El segundo y tercer operativo se desarrolló en simultánea en el barrio Galán, la olla en la que vendían vicio administrada por “pera” una mujer de 33 años de edad se derribó con la contundencia de las pruebas aportadas a un juez de control de garantías. El allanamiento obedece al resultado de la operación “quimera” contra la red de venta de estupefacientes que delinquía en la zona; realizada en los primeros meses del año; en esta se captura el compañero sentimental de “pera”. En su residencia los investigadores encuentran más de 152 dosis de estupefacientes. Según las investigaciones la venta se realizaba en horas de la noche marihuana y bazuco en dosis era lo que los compradores podían solicitar.  

En simultánea otro grupo de policías allanaron una chatarrería ubicada a unos metros en el sector las marraneras.  La actividad comercial la utilizaban como fachada para intercambiar chatarra por dosis de marihuana o bazuco.  En el sitio se captura en flagrancia una pareja, la mujer de 42 y el hombre de 52 años, encontrándose en su poder cerca de 150 dosis de estupefacientes.

El último operativo obedece a la investigación juiciosa de la información en la que involucran a un estudiante de psicología de una universidad de la ciudad de Manizales cercana al sector de la zona rosa. El operativo se desarrolló en la calle 69 con carrera 34 barrio Fátima. En la residencia se ubicó a un hombre de 24 años de edad, conocido como el “Zarco” capturado en flagrancia por el delito de porte ilegal de armas de fuego y porte y tráfico de estupefacientes. El universitario tenía en su bolso cuatro dosis de estupefacientes que se suman a las 400 dosis de marihuana encontradas en su habitación. También se le halló en sus pertenencias un revólver Martial calibre 38, 10 cartuchos y 14 percutidos. Según las investigaciones el “sarco” vendía al menudeo por el sector el aguacate (barrio Fátima) y en la universidad. En la audiencia de legalización de captura no aceptó cargos y le fue impuesta la medida de aseguramiento intramural.

Por su parte las demás personas capturadas a las que se le comprobó la venta y administración de la olla de expendio, les dieron el beneficio de prisión domiciliaria.

El balance es positivo comprendido en la contundencia de las operaciones en contra del tráfico de estupefacientes en menores cantidades que afecta la seguridad y percepción en los barrios de Manizales y en especial en sitios que congregan a estudiantes. Además, nos sentimos acompañados de la comunidad que ayuda a mejorar estos espacios.