Distrito Capital, Bogotá
Miércoles, 03 de Octubre de 2018
Las capturadas tienen más de 90 anotaciones por hurto y han estado en la cárcel por este mismo delito.
  • Una-de-ellas-tenía-prisión-domiciliaria

En desarrollo del ‘Plan de Choque 100 Días, El que la Hace la Paga, Seguridad con Legalidad’, La SIJIN de Bogotá puso al descubierto a tres mujeres que se habían dedicado a hurtar elementos de aseo y víveres de supermercados en Bogotá y en los municipios de Soacha y Cota.

Las tres mujeres tenían un amplio prontuario delictivo. Entre todas, suman más de 90 anotaciones por hurto, lesiones personales, porte de armas de fuego, tentativa de homicidio y porte de estupefacientes. Además, ya han estado en la cárcel en varias oportunidades, incluso una de ellas, conocida como ‘Yuri’, tenía actualmente prisión domiciliaria por tentativa de homicidio y ‘Mayerly’, había salido apenas hace un mes de pagar una condena.

Las mujeres tenían la ‘habilidad’ de ingresar a los supermercados fingiendo ser clientes, especialmente en aquellos que no tuvieran sensores de antirrobo en las puertas de salida. Una de ellas distraía al vigilante y a los cajeros mientras que las otras dos, camuflaban los productos en su cuerpo con ayudas de fajas, aprovechando también su contextura física, para pasar desapercibidas. Así mismo, identificaban los puntos estratégicos, para evitar que las cámaras las captaran y se vieran sorprendidas por el personal de la vigilancia privada.

En la investigación se logró comprobar su participación en siete casos, que ascienden a los 3 millones de pesos en productos, sin embargo, continúan las indagaciones de otros hechos donde también podrían haber participado en la ciudad y en el departamento de Cundinamarca.

Los elementos que lograban sustraer de las tiendas, eran revendidos por estas mujeres en puestos informales, ubicados en el sur de la ciudad.

Las tres capturadas fueron puestas a disposición de las autoridades judiciales por los delitos de hurto agravado en concurso homogéneo y sucesivo, además de concierto para delinquir. Un juez las cobijó con medida de aseguramiento en El Buen Pastor.