Chocó, El Cantón del San Pablo
Sábado, 03 de Noviembre de 2018
Transmitía órdenes directas de “Otoniel” a las subestructuras que delinquen en la región Pacífico.

En desarrollo del Plan de Choque 100 días ‘El que la hace la paga’, Seguridad con legalidad, la Policía Nacional y las Fuerzas Militares en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, capturó en el departamento de Chocó, a un hombre conocido como “Simón”, cabecilla principal de la estructura “Jairo de Jesús Durango Restrepo” de “Clan del Golfo”.

Su captura se produjo en el marco de la Campaña Militar Policial AGAMENÓN II, ofensiva que se adelanta contra la organización criminal “Clan del Golfo”, tropas del Ejército Nacional acompañados de investigadores de la Policía Nacional llegaron hasta el corregimiento Puerto Nuevo del municipio de El Cantón de San Pablo en donde se ocultaba este cabecilla.

“Simón” fue capturado junto a su compañera sentimental y uno de sus escoltas, también integrantes de la estructura criminal.

De acuerdo con la investigación, “Simón” era el encargado de las subestructuras criminales del “Clan del Golfo” que delinquen en el Pacífico colombiano, región estratégica para las actividades criminales de la organización delictiva por su ubicación estratégica.

Bajo su mando tenía a más 500 integrantes del “Clan del Golfo” distribuidos en los departamentos de Antioquia, Chocó y Valle del Cauca, encargados de custodiar las rutas por donde movilizan gran parte del narcotráfico hacia Centroamérica, principal fuente de financiamiento de la organización criminal.

Por su experiencia criminal se convirtió en hombre de confianza y jefe de seguridad de “Otoniel”, máximo cabecilla del “Clan del Golfo”, encargándose de distribuir personal en zonas estratégicas quienes lo mantenían informado de las acciones de la Fuerza Pública.

Había sido enviado por “Otoniel” a la región del Chocó con el fin de trasmitir las ordenes del principal cabecilla del “Clan del Golfo” a las subestructuras que delinquen en el Pacífico Colombiano.

“Simón” deberá responder por el delito de fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones.

En el operativo se incautaron dos pistolas, un revólver, dos radios de comunicación y documentación de interés para la investigación.