Nariño, San Juan de Pasto
Lunes, 20 de Mayo de 2019
El extorsionista terminó siendo una ex pareja de la afectada.

En desarrollo de la tercera fase del plan choque “Construyendo Seguridad”, la Policía Nacional de todos los colombianos a través del GAULA, logró en la ciudad de San Juan de Pasto, la captura de un sujeto que tenía extorsionada mediante la modalidad de “sexting” a una mujer, con el fin de acceder a pretensiones económicas y sexuales.

Una mujer de 38 años de edad, dedicada al cuidado de niños, es contactada a través de una reconocida red social, por parte de un sujeto, quien le envía una solicitud de amistad. A medida que va pasando el tiempo y aumenta la confianza entre los dos, las conversaciones van subiendo de tono, hasta el punto de empezar a compartir fotografías y videos de tipo íntimo. Pasados unos días, la extrema confianza con un desconocido termina por cobrar factura a la mujer, cuando empieza a ser objeto de amenazas y extorsiones pues, el individuo le asegura que para recuperar sus imágenes íntimas debía sostener relaciones sexuales con él, a lo que ella rechaza tajantemente la exigencia, llegando a un acuerdo para cancelar un millón de pesos.

La afectada en medio de su angustia, tiene la valentía de denunciar su caso ante el Gaula de la Policía, el cual de manera inmediata inicia las labores de inteligencia e investigación criminal que permitan establecer la verdadera identidad de este sujeto, quien, según información de la víctima, podría tratarse según sus sospechas de alguien conocido.

Es así como los investigadores del Gaula de la Policía con la utilización de recursos técnicos, logran establecer la identidad plena del victimario, un hombre de 38 años de edad, identificado como “El Mono”, oriundo de la ciudad de San Juan de Pasto, el cual estaba radicado en la actualidad en este sector desde hace varios años, trabajando como moto taxista.

Gran sorpresa se lleva la mujer al enterarse que la identidad del extorsionista, pertenecía a un exnovio con el cual tuvo una relación sentimental, y el cual, aprovechándose de esa etapa de su vida, quería sacar provecho propio a costa del sufrimiento y desespero de su ex pareja.

Se acuerda un punto de encuentro en el parque La Aranda, ubicado hacia el sur de la ciudad de San Juan de Pasto, siendo capturado en flagrancia alias “El Mono”, en el momento en que recogía el dinero producto de la extorsión, en un árbol donde había sido dejado, siendo interceptado por los funcionarios del Gaula, cuando se disponía a emprender la huida en una motocicleta.