Valle del Cauca, Cali
Jueves, 08 de Octubre de 2020
Dentro del historial delictivo algunos de los capturados suman 52 procesos judiciales por los delitos de tráfico de estupefacientes, hurto y porte ilegal de armas.
  • Operativos-Cali
  • Operativos-Cali

En coordinación con la Fiscalía, la Policía Nacional viene atacando las líneas de microtráfico que afectan diferentes barrios en la comuna 6 al Nororiente de la ciudad de Cali, en esta oportunidad materializando 26 allanamientos y proyectando la captura de 30 personas que hacían parte de las organizaciones delincuenciales ‘Pasarela y Callejón’.

Estas estructuras con impacto en los barrios Alcázares y Floralia, se especializaban en la distribución de dosis de estupefacientes en la modalidad mano a mano, en parques, escenarios recreo-deportivos, y entornos escolares, donde las transacciones de compra y  venta de sustancias se realizaban en presencia de menores de edad y ciudadanos que desarrollaban actividades deportivas.

Por tal motivo en desarrollo de estos planes operativos y golpes contundentes se busca reducir el impacto en los escenarios escolares, dado que algunos de estos focos de distribución se ubicaban en alrededores de 5 instituciones educativas que agrupan a una población estudiantil cercana a los 1200 niños, niñas y adolescentes que se hacían vulnerables ante una posible inducción al consumo.

Así mismo, la investigación pudo identificar la concurrida comercialización sobre un callejón que se configura como un paso obligado para el ingreso a los barrios Los alcázares y San Luis, aspecto que dado el alto flujo de personas facilitaba la distribución de las sustancias, de igual forma las entradas por estos sitios se encontraban cubiertas por algunos delincuentes que en su labor de campaneros alertaban la presencia de autoridades o personas sospechosas.

Otro aspecto relevante fue encontrar el apoyo de ciertos residentes del sector sobre estas zonas de expendio, familiares de los capturados, que frente a las intervenciones policiales generan asonadas en contra de las patrullas de policía, teniendo en cuenta que este negocio ilícito deja un renta económica alta que lucra rodeado de amenazas, muerte y generando temor en las comunidades.

Los investigadores también determinaron que los hoy capturados, adelantaban la labor de distribución de estupefacientes como una actividad paralela a trabajos informales que desarrollaban como vigilantes, ayudantes de construcción y conductores de vehículos de servicio público, *así como un profesor de dibujo técnico que actualmente ejerce su labor*, por esta razón el micro tráfico se enmarcaba por turnos en estos lugares.

Por otra parte se conoció que una de las estructuras se abastecía desde otro sector, el conductor de un vehículo de servicio público transportaba durante 2 días a la semana las sustancias estupefacientes a un centro de acopio para distribuir con mayor frecuencia durante los fines de semana.

Al momento de las ventas se observó que estas estructuras tenían como estrategia, acompañar el consumo de los compradores con el fin de certificar que no se tratara de alguna actividad encubierta de las autoridades y que pudiera desestabilizar el negocio del tráfico de estupefacientes, lo cual permitía incentivar el consumo en el lugar e incrementar las ventas.

De igual forma, utilizaban las fachadas y techos de algunos de los inmuebles del sector para el ocultamiento de sustancias y lograr evadir el control policial aspecto por el cual también se comunicaban a través de lenguaje no verbal. Se conoció que los residentes del sector ubicaban bombillas que iluminaran las calles, sin embargo los delincuentes para favorecer las actividades las averiaban  constantemente.

En el proceso de desarticulación, las unidades judiciales identificaron que las confrontación por las líneas de microtráfico en este sector, han dejado diferentes hechos de lesiones personales y recientemente la materialización de un homicidio que con esta operación queda plenamente esclarecido, sumado a lo anterior, en el sector de influencia (barrios Alcázares y Floralia) se han registrado 10 hechos en gran medida a partir de estas disputas.

Las ganancias criminales de esta estructura estarían alrededor de los $180 millones de pesos mensuales, teniendo en cuenta la distribución de más de 96 mil dosis de diferentes tipos de estupefacientes en este mismo periodo.

Las personas judicializadas serán presentadas a las autoridades competentes por los delitos de tráfico de estupefacientes, homicidio, concierto para delinquir y uso de menores para la comisión de delitos.

Dentro del historial delictivo algunos de los capturados suman 52 procesos judiciales por los delitos de tráfico de estupefacientes, hurto y porte ilegal de armas, de igual forma entre los controles desarrollados por parte de las patrullas del cuadrante y en aplicación de la Ley 1801 del 2016 presentan varios comparendos por comportamientos contrarios a la convivencia..

El comando de esta unidad policial continuará atento a los requerimientos de la ciudadanía e invita a la comunidad a que aporte información que contribuya a derribar los flagelos de la delincuencia. Para tal fin pueden escribir al correo electrónico fuentes.mecal@hotmail.com o comunicarse al celular 3116253670, la línea de emergencia 123 o 156 de la Red de Cooperantes, en donde profesionales de policía garantizan completa confidencialidad.