Distrito Capital, Bogotá
Lunes, 18 de Mayo de 2020
Llevamos 22 años luchando para garantizar el derecho libertad
  • Aniversario Gaula

La Policía Nacional de los colombianos a través de la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión, ha enfrentado de manera permanente durante las últimas dos décadas de nuestra historia nacional, todas aquellas organizaciones comunes u organizadas dedicadas a lograr fines económicos a través de los delitos del secuestro y la extorsión. Después de superar la etapa más oscura del secuestro en Colombia, donde casi 10 plagios eran cometidos cada día por causa de los desadaptados, llegando a la exorbitante cifra de 3572 en el año 2000, hoy podemos decir que gracias a las políticas asertivas por parte del gobierno nacional y el mando institucional, y en especial a la lucha sin cuartel de cada uno de los hombres y mujeres del Gaula, muchos ofrendando su vida por una nación libre de este flagelo, nuestra nación ya ni siquiera figura entre los 10 primeros países más afectados en torno al secuestro, después de haber encabezado la lista. En la actualidad este delito presenta una disminución del 46%, en comparación con el 2019.

Con respecto a la extorsión, se continúan creando iniciativas para combatir de una manera más asertiva y eficaz este delito, en especial lo que se refiere a la modalidad carcelaria, que cada vez toma más fuerza y la cual se está atacando desde su raíz a través de estrategias puntuales que han permitido dar golpes contundentes en contra de este fenómeno delictivo.

Es así como en los centros penitenciarios, se realizaron dos importantes macro operaciones denominadas Demoledor 1 y 2, en donde ya no se intervinieron las cárceles, sino se empezaron a realizar allanamientos en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, las cuales permitieron a través de 78 operativos, la captura de 298 delincuentes, 15 imputaciones, además de la incautación de 1.615 celulares y 1.744 equipos electrónicos

Hoy día los grandes zares de la extorsión en las cárceles han sido reubicados en centros de alta seguridad con inhibidores desde donde no pueden seguir realizando llamadas y atormentando a la gente de bien.

Además de estos resultados, durante el 2019 la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión planificó un ambicioso despliegue operativo sin precedentes, a través de 12 macro operaciones realizadas a lo largo y ancho del país, entre las que están: Nuevo Amanecer, Génesis, Alianza, Renacer, Prolíficos, Antorcha, Cazador, Despertar, Torbellino, Tifón, Huracán y Bicentenario, las cuales arrojaron un total de 1.541 capturas y la desarticulación de 236 bandas delincuenciales dedicadas al secuestro y extorsión. Esto nos refleja según el análisis 8 capturas de extorsionistas cada día.

Desde el 11 de mayo de 1998 en que fue concebida la especialidad, se han realizado más de 3000 rescates, los cuales  han devuelto la alegría a muchas familias que tenían a un ser querido privado de la libertad. Esta experiencia hoy nos convierte en referentes y gestores de la Comunidad Internacional Policial Contra El Secuestro y La Extorsión (CIPSE), visibilizando al mundo nuestro trabajo, lo que hace reiterativo nuestro compromiso de ser cada días más efectivos y eficaces en la desarticulación de los grupos dedicados a estos delitos.

Otra importante estrategia creada que ha sido de gran impacto, es el “Plan Padrino”, encaminada a prevenir, disuadir y contrarrestar el actuar delincuencial de acuerdo al comportamiento del secuestro y la extorsión. Para esto, en cabeza del señor Director y Subdirector de la Policía nacional y el Director de seguridad ciudadana, se han venido realizando actividades de acompañamiento integral con los gremios y empresas más representativas del país, de una manera priorizada y diferencial, tratando toda clase de temas de seguridad que lidera la Policía Nacional, en esta difícil etapa del confinamiento, por causa del Covid 19.

Esto ha permitido generar credibilidad, confianza y acercamiento con los gremios y sectores socio-económicos del país en sus diferentes niveles, trabajando de manera articulada en todo el territorio nacional, para conocer a profundidad estos fenómenos delictivos, permitiendo focalizar y priorizar todos los esfuerzos institucionales.  

Se continuarán fortaleciendo las estrategias que permitan extirpar de raíz el secuestro y la extorsión en nuestro país, siempre trabajando de la mano de nuestra comunidad, la cual siempre ha sido una aliada esencial de nuestro lema “Yo no Pago, yo denuncio”, porque no debemos olvidar que Somos Uno, Somos Todos.