Distrito Capital, Bogotá
Martes, 11 de Abril de 2017
Cayó el capo ecuatoriano que tenía su propia flotilla de barcos.

La Policía Nacional de Colombia, en coordinación con la Fiscalía General y la DEA, capturó al presunto narcotraficante ecuatoriano ‘Gerald’, y a sus tres principales socios, responsables del tráfico de 250 toneladas de cocaína. ‘Lideraba la organización mafiosa más sofisticada y tecnificada del pacífico colombiano’: general Nieto. 

Desde hace dos años, efectivos de la Policía Nacional de Colombia, la Fiscalía General de la Nación y la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) les seguían el rastro a los cabecillas de una organización del crimen trasnacional a la cual le había incautado 150 toneladas de cocaína y capturado a un centenar de sus integrantes.

Así nació la ‘Operación Sol Naciente’, que en las últimas horas permitió capturar al máximo capo de esta banda mafiosa, un extraditable ecuatoriano, de 35 años, conocido en el mundo del delito como ‘Gerald’.

Según la investigación, el presunto narcotraficante se había radicado en Colombia hace varios años bajo la protección de la banda criminal ‘Los Rastrojos’, una de las más peligrosas organizaciones del narcotráfico en el norte del Valle.

Tras el desmantelamiento de ‘Los Rastrojos’, el delincuente decidió montar su propia banda en el sur de Colombia, con rutas a través de Ecuador, varios países centroamericanos, México y, finalmente, Estados Unidos.

Para no depender de otras organizaciones decidió controlar todos los eslabones de la cadena, como estructuras de producción, logística, ruta marítima, despachos y comercialización de sus cargamentos de cocaína. Incluso, compró varios barcos de bandera ecuatoriana para reabastecer su flotilla de lanchas, que llegaron a transportar más de 250 toneladas de cocaína.

“Sin duda alguna, este delincuente lideraba la organización mafiosa más sofisticada y tecnificada del Pacífico colombiano”, sostuvo el director de la Policía Nacional, general Jorge Hernando Nieto Rojas.

Durante la operación, ejecutada en los departamentos de Nariño y Valle por efectivos de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (DIJIN), también cayeron sus tres principales socios.

La lista la encabeza el jefe de toda la ruta marítima, ‘Thiago’, también ciudadano ecuatoriano, de 25 años y residente en Tumaco. Semanalmente despachaba hasta 10 lanchas con cargamentos que oscilaban entre los 800 y 1.000 kilos de clorhidrato de cocaína.

Además, enviaba barcos de gran calado a diferentes coordenadas, en aguas internacionales, para reabastecer de combustible las lanchas, llevar víveres a los tripulantes y realizar rescates de cargamentos de droga.

También cayó ‘rocho’, quien dirigía los laboratorios clandestinos en zona rural del municipio de Nariño, los cuales producían semanalmente entre 10 y 12 toneladas de cocaína.

Y el otro detenido fue ‘zorro’, encargado de dirigir el componente tecnológico de la organización, que incluía instalar aparatos de rastreo en los cargamentos, para conocer su posición exacta en tiempo real.

A su vez, manejaba una red compleja de comunicaciones con quienes trasportaban los alijos y coordinaba la comercialización del alcaloide con los diferentes carteles de Guatemala, México y Estados Unidos.

Los cuatro capos detenidos son pedidos en extradición por la justicia de Estados Unidos.

Con este nuevo y contundente golpe contra el crimen organizado, la Policía Nacional de todos los colombianos continúa trabajando ‘Por una Colombia Segura y en Paz’.