Bolívar, Carmen de Bolívar
Jueves, 19 de Noviembre de 2020
También se liberaron varias especies de aves silvestres.
  • homenaje_a_las_victimas_del_covid_19_policia_siembra_arboles_en_el_carmen_de_bolivar
  • homenaje_a_las_victimas_del_covid_19_policia_siembra_arboles_en_el_carmen_de_bolivar
  • homenaje_a_las_victimas_del_covid_19_policia_siembra_arboles_en_el_carmen_de_bolivar
  • homenaje_a_las_victimas_del_covid_19_policia_siembra_arboles_en_el_carmen_de_bolivar
  • homenaje_a_las_victimas_del_covid_19_policia_siembra_arboles_en_el_carmen_de_bolivar

 

Para muchas familias en Colombia no ha sido un año fácil. Muchas han sido las situaciones que han tenido que afrontar y sumado a ello, la llegada del coronavirus, un virus que ha dejado estragos difíciles de superar.

En medio de esta pandemia, la Policía Nacional de los colombianos, además de velar por la seguridad y la sana convivencia de todos, también ha estado al lado de los ciudadanos, llevándoles un mensaje de cuidado en medio de esta dura situación y haciendo cumplir los decretos de aislamiento en aras de poder salir airosos, juntos, en medio de esta crisis de salud mundial.

Es por ello que el Comando de Policía de Bolívar, a través de sus efectivos adscritos a la estación de El Carmen de Bolívar, rindieron tributo a las personas fallecidas como consecuencia del COVID-19 en un acto simbólico y con el mensaje de que siempre estarán en los corazones de los carmeros, se sembraron 250 árboles maderables, simbolizando la vida y que hay mayores esperanzas. Esto en medio de la campaña “Sembrando vida y esperanza”.

Esta actividad se hizo gracias al trabajo articulado con personal policial de Prevención y Educación Ciudadana (PRECI), Grupo de Protección Ambiental y Ecológica (GUPAE) y la Unidad de Restitución de Tierras (EMCAR- UNIRET).

Los árboles maderables fueron de la especia roble, teca, guayacán y mango. De la misma manera se aprovechó para liberar siete especies de fauna silvestre (aves), las cuales habían sido incautadas en procedimientos de captura en flagrancia y posteriormente puestas a disposición de la Corporación Autónoma del Canal del Dique (CARDIQUE), quienes ordenaron su liberación.

Es así como volvieron a su hábitat natural tres tumbayegua, dos pirras o chichí, una casca y un toche real.