Distrito Capital, Bogotá
Miércoles, 25 de Enero de 2017
Contundente golpe contra el crimen organizado es el resultado de la efectiva cooperación internacional.

La Policía Nacional, en coordinación con la DEA y autoridades de estos países, halló los cargamentos de droga en lanchas rápidas. ‘Este contundente golpe contra el crimen organizado es el resultado de la efectiva cooperación internacional’: general Vargas.

En aguas de México, Costa Rica y El Salvador, la Policía Nacional de Colombia le asestó tres grandes golpes al narcotráfico al incautar casi cuatro toneladas de cocaína.

En una primera operación de interdicción, liderada por efectivos de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (DIJIN) y adelantada gracias a los acuerdos de cooperación e intercambio de información establecidos con estos países, se inmovilizaron dos lanchas rápidas, las cuales transportaban 2.861 kilos de cocaína.

En la acción policial fueron capturados dos mexicanos y tres ecuatorianos. El cargamento pertenecía a una red de narcotráfico conformada por ciudadanos colombianos, ecuatorianos, guatemaltecos y mexicanos, con injerencia en los departamentos de Nariño, Cauca y Valle del Cauca.

Mediante la modalidad de transporte marítimo, zarpaban lanchas del municipio de Tumaco (Nariño), con destino a Centroamérica y Norteamérica.

Esta importante incautación hace parte del plan estratégico de la Policía Nacional en la intervención a Tumaco, establecido con el fin de combatir y erradicar todas las manifestaciones del crimen organizado que afectan la seguridad ciudadana.

Gracias al intercambio de información establecido con autoridades de la Unidad de Inteligencia Naval de la Armada de México fueron ubicadas, perseguidas e inmovilizadas las dos lanchas rápidas cuando cruzaban las costas mexicanas.

En una segunda operación, la DIJIN, a través de la Unidad Especial de Investigación, en coordinación con la Agencia Antidrogas (DEA) y con el apoyo del cuerpo de guardacostas de Costa Rica, incautó a 20 millas náuticas de ese país 756 kilos de cocaína transportadas en otra lancha. Fueron capturados dos colombianos y un ecuatoriano, quienes transportaban el estupefaciente desde Tumaco hacia Centroamérica.

Y en una tercera operación, ejecutada también por la DIJIN, en coordinación con la DEA y la Fuerza Naval de El Salvador, fueron incautados 382 kilogramos de cocaína cuando eran transportados en lanchas rápidas, a 754 kilómetros de las costas de este país de América Central.

Según la investigación, el cargamento de droga pertenecía a una red al servicio de ‘El Tío’, cabecilla de finanzas del Frente de Guerra Suroccidental del Eln.

La droga partió de Nariño (Colombia) rumbo a Guatemala, y su destino final sería Estados Unidos.

“Este contundente golpe contra el crimen organizado es el resultado de la efectiva cooperación internacional”, sostuvo el director de la DIJIN, general Jorge Luis Vargas Valencia.