Valle del Cauca, El Cerrito
Miércoles, 07 de Noviembre de 2018
Se calcula que el estupefaciente está avaluado en un 1 millón de dólares en el mercado ilícito internacional.

En el marco de la estrategia “El que la hace la paga, seguridad con legalidad” la Policía Antinarcóticos, detectó un cargamento de 1.1 toneladas de marihuana creepy, que eran transportadas por las vías de los municipios de San Pedro y Cerrito en Valle del Cauca.

En un puesto de control en zona rural de San Pedro, fue interceptado un vehículo de carga pesada con 674 paquetes de marihuana camuflados dentro de un camión que transportaba estructuras plásticas para armar baterías de vehículos, durante el hecho se realizó la captura del conductor, de acuerdo a las investigaciones realizadas por la Dirección de Antinarcóticos se logró establecer que la marihuana, procedente del Cauca, iba a ser llevada hacia Antioquia.

A esta incautación se le suman 453 kilos de marihuana, que fueron interceptados por autoridades en el municipio el Cerrito en Valle del Cauca, el alijo se encontraba al interior de un camión de color blanco, el cual transportaba canastillas plásticas, los tres capturados pretendían entregar el alijo en el sur del país para luego ser llevada, por vía fluvial, hasta la frontera con Brasil y luego a otros países del continente.

Se calcula que el estupefaciente está avaluado en un millón de dólares en el mercado ilícito internacional. Con esta 1.1 toneladas de marihuana, la Policía Nacional en lo corrido del año ha incautado 173.760 en todo el territorio nacional.

A esta incautación se le suman otros contundentes golpes en contra del tráfico de marihuana que ha propinado la Policía Antinarcóticos en los últimos meses:

  • El pasado 18 de octubre en la localidad de Usme en Bogotá fue interceptado un tracto-camión transportando 1.8 toneladas de marihuana, fueron capturadas dos personas.

    El 04 de septiembre otro operativo de la Dirección de Antinarcóticos, encontró un cargamento de 4 toneladas de marihuana, el alijo oculto en un carro-tanque, pretendían ser comercializados en Brasil.

  • El 23 de junio en cooperación con las autoridades de Panamá, en el rio Pacora fueron incautados 1.7 toneladas de marihuana que se encontraban al interior de una lancha “go fast”, en el hecho se registró la captura de dos colombianos que habían zarpado desde el sur del país.
  • En Palmira (Valle del Cauca) el pasado 30 de abril, se realizó la captura de una persona transportando 3.5 toneladas de marihuana tipo “creepy” en un vehículo de carga pesada.
  • El 16 de febrero sobre la vía principal a la altura del cruce de Guadalupe y Suaza (Huila) fue detenido un vehículo transportando 2.6 toneladas de marihuana.

Los principales métodos ocultamiento utilizados por los narcotraficantes son:

  • Furgones, maleteros de vehículos, costales de harina, rollos de tela, vehículo tipo cisterna, tanques de motocicletas y rollos de cuerina.

Las rutas terrestres para el tráfico de marihuana son direccionadas por las organizaciones narcotraficantes de acuerdo a la ubicación de los centros de producción identificadas en el país así:

Norte del Cauca: hacia Chile a través de la vía Panamericana; hacia Venezuela utilizando los diferentes corredores viales, con proyección las Islas del Caribe; hacia panamá a través del océano pacífico, hacia Brasil, utilizando los diferentes afluentes hídricos.

Sierra Nevada de Santa Marta: hacia la Guajira con destino Centroamérica y para abastecer los mercados regionales y locales.

Lejanías Meta: para abastecer los mercados regionales y locales y hacia Venezuela, a través de corredores viales y afluentes hídricas.

La alta rentabilidad que genera el tráfico de marihuana de origen colombiano hacia mercados de consumo internacional, se consolida como la alternativa financiera más empleada en la actualidad por algunas redes narcotraficantes y estructuras de crimen organizado a través de rutas terrestres que alcanzan plataformas de envío internacional mediante cargamentos compartidos.

Este importante resultado operacional contra el narcotráfico hace parte de la consolidación del proceso de Modernización y Transformación Institucional (MTI), que busca entregarle al país policías más humanos, íntegros, disciplinados, innovadores y efectivos en su gestión; policías más cerca del ciudadano.