Distrito Capital, Bogotá
Lunes, 08 de Abril de 2019
Golpe estructural a una red criminal responsable del envío de 16 contenedores que transportaban elementos de aseo.

 

En trabajo articulado con la DIAN, la Fiscalía General de la Nación y autoridades europeas y estadounidenses, asestó un golpe estructural a una red criminal responsable del envío de 16 contenedores que transportaban elementos de aseo falsificados provenientes de Asia, los cuales fueron aprehendidos en el puerto de Cartagena.

En una ‘mega operación’ sin precedentes, integrantes de la Policía Nacional, a través de la Policía Fiscal y Aduanera (POLFA) y en trabajo articulado con la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), la Fiscalía General de la Nación el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de España, la Oficina Europea de Lucha Contra el Fraude (OLAF), la Agencia de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) y la Agencia de Control de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de los Estados Unidos, adelantaron en el puerto de Cartagena 16 diligencias de allanamiento y registro a igual número de contenedores de carga procedentes de Asia, los cuales transportaban elementos de aseo falsificados y que tenían a Venezuela como destino final.

Esta acción contundente contra el crimen organizado transnacional, adelantada en el marco de la tercera fase del plan de choque ‘Construyendo seguridad’, permitió la incautación de 1.507.206 unidades de productos de aseo personal falsificados, avaluados en cerca de 8,5 millones de dólares, cifra histórica para este tipo de mercancías ilegales, las cuales fueron puestas a disposición de las autoridades competentes.

Estos productos no contaban con registros fitosanitarios, lo que representaba un alto riesgo para su uso y/o consumo, ya que sus componentes eran desconocidos.

Dentro de la primera fase de la investigación se cumplieron procesos de perfilación interagencial, enfocados en ubicar mercancías falsificadas. Siguiendo esa línea, se inició el seguimiento a redes criminales dedicadas a ingresar productos de origen extranjero a través de la ruta China-México-Colombia-Venezuela.

De esa manera, se establecieron algunas de las modalidades delictivas más utilizadas. Por ejemplo, ante la falta de operación de los puertos venezolanos, Colombia se convirtió para los delincuentes en un punto estratégico para el descargue de los productos, gracias a su privilegiada ubicación geográfica. Posteriormente, la mercancía falsificada era llevada hacia territorio venezolano en pequeñas cantidades, en especial a través de ciudadanos que utilizan rutas ilegales, para no despertar sospechas y tratar de evadir el control de las autoridades. Otra parte de la mercancía se comercializaba en Colombia.

En desarrollo de las indagaciones adelantadas durante cerca de cinco meses, los investigadores lograron determinar, además, que en ocasiones la red criminal triangulaba la mercancía. Es decir, cuando esta lograba cumplir su ciclo de entrega final en Venezuela, posteriormente era devuelta a Colombia a través de distintas modalidades, entre las que figura el paso por rutas ilegales, donde terminaba siendo comercializada para obtener un mayor provecho económico. Esta operación fraudulenta ha sido investigada, también, por la OLAF, teniendo en cuenta el potencial impacto en la salud pública de los ciudadanos de los países destinatarios de estas mercancías, entre otros Colombia y la Unión Europea.

La Policía Fiscal y Aduanera, amparada en la Ley Anticontrabando, continúa adelantando las respectivas investigaciones para identificar a los integrantes de la organización criminal responsable del envío de los 16 contenedores hacia Colombia y de las distintas modalidades de comercialización de mercancía falsificada, con el objetivo de capturarlos y dejarlos a disposición de la justicia.

Como resultado de la ofensiva operacional desplegada por la Policía Nacional y la DIAN, en lo que va del año se han incautado mercancías ingresadas de manera irregular al país por un valor superior a los 49.000 millones de pesos.

La Policía Fiscal y Aduanera (POLFA), en desarrollo de la estrategia contra el contrabando, el comercio ilícito y la evasión fiscal, invita a la ciudadanía a hacer parte de la Red de Participación Cívica, denunciando oportunamente cualquier irregularidad o situación sospechosa sobre la comercialización ilegal de mercancías y proporcionando información veraz y oportuna a la línea 123, al número celular 321-3942169 o al correo polfa.anticontraban@policia.gov.co. Se garantiza absoluta reserva.