Valle del Cauca, Cali
Lunes, 09 de Julio de 2018
Estarían avaluados en aproximadamente 1.370 millones de pesos.
  • Inmuebles-pertenecian-a-cabecillas-de-la-40
  • Inmuebles-pertenecian-a-cabecillas-de-la-40

En cumplimiento a la ofensiva nacional contra el delito ordenada por el señor Presidente de la República y la Dirección General de la Policía Nacional de todos los colombianos, la Policía Metropolitana Santiago de Cali a través de la Seccional de Investigación Criminal (SIJIN), realizó la extinción de dominio a seis inmuebles, propiedad de cabecillas de la estructura delincuencial “la 40” que fueron condenados por narcotráfico y estarían avaluados en aproximadamente $1.370 millones de pesos.

El operativo adelantado en el barrio la Isla al norte de Cali, permitió que se realizaran las acciones dispuestas sobre los inmuebles, que de acuerdo a información obtenida se encontraban a nombre de “josé melo”, “la araña” y “rosalba”, personas que pertenecían al grupo delincuencial organizado “la 40” y quienes fueron judicializados por el delito de concierto para delinquir con fines de narcotráfico y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Durante cuatro meses la SIJIN, en coordinación con la Fiscalía 71 de extinción del derecho de dominio, realizaron una investigación con la que se pudo establecer que algunos de los inmuebles serían producto directo o indirecto de una actividad ilícita, es decir que fueron comprados al parecer con dinero de las actividades delincuenciales que realizaban, como la de venta de estupefacientes y otros, utilizados para el almacenamiento y comercialización de las mismas sustancias.

Los inmuebles fueron dejados a disposición de la SAE (sociedad de activos especiales).

El comando de esta unidad policial continuará atento a los requerimientos de la ciudadanía, e invita a la comunidad a que aporte información que contribuya a derribar los flagelos de la delincuencia. Para tal fin pueden escribir al correo electrónico fuentes.mecal@hotmail.com o comunicarse al celular 3116253670, la línea de emergencia 123 o 156 de la Red de Cooperantes, en donde profesionales de policía garantizan completa confidencialidad.